Lápices de colección

El fabricante danés de lápices Viking cree en el buen diseño y en la calidad. Además, colabora apoyando a la industria local y a la cultura. Lleva haciéndolo así desde 1914.

Compartir
En parejas, juntos pero no revueltos, los lápices de esta colección especial ofrecen tantas prestaciones como ideas pueden surgirte. No habrá excusa para ponerte a crear.

Viking comenzó a fabricar los primeros lápices en Copenhague, hace ya más de cien años, y no le ha ido nada mal. Que una empresa lleve tanto tiempo en el candelero siempre es motivo de celebración. Y una buena forma de hacerlo es el lanzamiento de un estuche para coleccionistas con una muestra de los lápices de la firma y sus accesorios. Este muestrario se compone de: dos Skjoldungen rojos, dos Skoleblyanten amarillos, dos Element 1 negros, seis lápices de artista (8B, 6B, 4B, 2B, HB, 2H) y dos Valgblyant gruesos (uno rojo y otro de grafito). Además de la goma de borrar Viking Nero (de color negro) y el sacapuntas doble Viking Beta.

Los catorce lápices están confeccionados con madera de cedro y se presentan en una caja forrada de espuma, decorada con una fotografía del contenido y con el artwork, marca de la casa. Un concepto minimalista para guardar una colección digna de los mejores y más creativos artistas.