Jann S. Wenner: medio siglo al frente de ‘Rolling Stone’

El cofundador y editor de una de las cabeceras periodísticas más legendarias repasa los inicios de la publicación que revolucionó el periodismo moderno hace ya 50 años.

Compartir
En pleno auge de la revista, todo el mundo quería aparecer en Rolling Stone, sobre todo en su portada. Wenner conocía a los iconos de la contracultura norteamericana y sabía cómo tratarlos. Foto: James Leynse

Cuando empezó a editarse Rolling Stone, en 1967, nadie del equipo pensaba en las ventas, sino en entregar a tiempo la maqueta y en tener claro el discurso de la revista. El primer número llegó a los quioscos el 9 de noviembre de aquel año y tenía un precio de 25 centavos. John Lennon, en una foto promocional de la película Cómo gané la guerra, protagonizaba la portada. Según Jann S. Wenner, el cofundador y editor de la revista, la imagen de Lennon vestido de militar hablaba por sí sola de las características políticas y culturales que definían aquella publicación que pronto haría historia.

En 1967, tú y un “pequeño grupo de creyentes del rock and roll” os reunisteis en un loft de San Francisco con un puñado de ideas. ¿Sería posible editar ahora Rolling Stone con las mismas ideas pero sin el mismo ambiente?

Absolutamente. Cuando fundé Rolling Stone pensé que el rock and roll necesitaba una voz para representar la importancia de la cultura musical. En la carta del editor del primer número, dije: “Rolling Stone no trata sólo de música sino también de las cosas y actitudes que la música abarca”. Ahora, cincuenta años después, su misión sigue siendo la misma: contar historias únicas que iluminen la cultura de nuestros tiempos.

¿Es cierto que no teníais ni idea de lo que estabais haciendo?

Abandoné la universidad en 1967 y no tenía idea de lo que quería hacer. Quería intentar encontrar una manera de combinar el rock and roll con la vida, cosa que no fue fácil. No había revistas en ese momento que hablaran en serio sobre el rock and roll, especialmente en el aspecto social, cultural y generacional. Entonces, junto con Ralph Gleason, comenzamos una revista nosotros mismos.

¿Te preocupaba el futuro o que la gente no entendiera a vuestra generación?

Realmente no pensaba en el futuro; me había metido de lleno en lo que sucedía entonces, en la contracultura y en tener una voz para capturar los corazones de toda una generación. Rolling Stone siempre ha tenido un punto de vista y un propósito distintos.

9 de noviembre de 1967. Portada del primer número de Rolling Stone con John Lennon en portada.

¿Cómo era trabajar con Hunter S. Thompson y Ben Fong Torres?

Era fantástico. Una de las muchas cosas de las que estoy orgulloso es que Rolling Stone ha descubierto y nutrido a algunos de los periodistas y fotógrafos más destacados de las últimas cinco décadas. Hunter era un amigo muy querido y comprendió por completo la misión de la revista. Su cobertura política de las elecciones de 1972 (y más allá) se volvió legendaria, al igual que él. Ben tenía increíbles instintos periodísticos y un conocimiento enciclopédico del rock and roll. Él era una parte íntegra de nuestro equipo en esos días.

Annie Leibovitz fue directora de fotografía de Rolling Stone desde 1973 a 1983. ¿Qué re- cuerdas de ella y de fotógrafos como Richard Avedon?

La fotografía siempre ha sido una parte esencial de Rolling Stone, y tanto Annie como Richard están ahora entre los fotógrafos más famosos de Estados Unidos. Annie sigue siendo parte del ADN de Rolling Stone, de nuestra apariencia y sensibilidades. La edición de The Family 1976 de Avedon ganó un National Magazine Award, uno de los honores más importantes de la industria editorial, y la portada de Annie de John Lennon y Yoko Ono, la última sesión fotográfica con él antes de morir, fue tan impactante que formó parte de las conversaciones de todo el país. Ambos son verdaderos talentos.

The Family 1976 de Richard Avedon

¿Crees que el periodismo es sinónimo de libertad?

Debería ser responsabilidad.

¿Por qué vendiste Rolling Stone a Penske Media? ¿Ya no son rentables las revistas?

La publicación estaba cambiando y queríamos seguir estando a la vanguardia. En los últimos años, hemos pasado de ser un negocio basado en la impresión a una marca de contenido multiplataforma con enormes oportunidades. Y la verdad es que estamos encantados de haber encontrado el socio adecuado para nuestra próxima fase y de hacer crecer aún más el negocio.