Campamento idealista

Los creadores de AutoCamp, Neil Dipaola y Ryan Miller, han eliminado todo lo que separa a los huéspedes en los mejores hoteles para alojarlos en una autocaravana Airstream en su ubicación recientemente inaugurada de Russian River (California). Sus visitantes se encontrarán en medio de un camping ideal, porque otras vacaciones son posibles.

Compartir

Ir al campo para huir de la ciudad se ha convertido en una modalidad vital para todos los seres urbanitas que, cansados del asfalto, quieren pasar sus días de ocio rodeados de árboles y, a ser posible, en un camping que se salga de lo normal.

El primer campamento de AutoCamp fue inaugurado en Santa Bárbara, en 2013, y ha gozado de una altísima tasa de ocupación (hay que reservar con hasta seis meses de antelación). Tras el éxito logrado con esta incursión inicial, Neil Dipaola y Ryan Miller han abierto AutoCamp Russian River, a unos noventa minutos al norte del Golden Gate y en el corazón del condado vinícola de Sonoma, basándose en la experiencia obtenida en el camping de Santa Bárbara. En este nuevo emplazamiento hay 24 remolques de lujo de la firma Airstream, diseñados por Dan Weber Architecture y amueblados por Geremia Design, de San Francisco.

En este campamento no hace falta ni coche ni pick-up para instalarse. Simplemente basta con una reserva y muchas ganas de pasar el tiempo mirando a las musarañas mientras crepita el fuego de la hoguera, en el exterior. Sin duda un plan más que apetecible.

¿El lujo debería estar reñido con lo más básico y natural? No. Aunque, tal vez, esto puede responder a la necesidad de la sociedad actual por sentirse parte de la naturaleza sin dejar de lado las prestancias de la ‘civilización’. Aparte de las caravanas, también dispone de diez tiendas de campaña con todo tipo de comodidades. Aceptan mascotas y el servicio de limpieza –diario– es adicional.

Si el sonido de la naturaleza es insuficiente o el silencio resulta demasiado invasivo, AutoCamp tiene preparada una playlist de Spotify con canciones especialmente elegidas para disfrutar del entorno.