Innovación continua. Grupo Cosentino

Todo tiene un origen. Y el de la compañía Cosentino, hoy líder en la producción y distribución de superficies, es digno de ser recordado. Te lo contamos.

Compartir
De izq. a dcha.: José Martínez- Cosentino Justo (vicepresidente de tesorería) y sus hermanos Francisco (presidente ejecutivo) y Eduardo (presidente de la Fundación Eduarda Justo, creada en memoria de su madre)

A cualquiera que controle de arquitectura y diseño los nombres Silestone, Dekton o Sensa les serán más que familiares. Son marcas de superficies innovadoras que el Grupo Cosentino comercializa en más de 110 países desde su sede central de Almería. Y aunque hoy es un gigante de su sector, la compañía puede presumir de seguir siendo cien por cien familiar y de que sus orígenes constituyen un ejemplo de emprendimiento y superación.

En la década de los cuarenta, Eduardo Martínez Cosentino, padre de los tres actuales propietarios del Grupo, inició su actividad de explotación de canteras y elaboración básica de mármoles en Macael (Almería). Mientras que su esposa, Eduarda Justo, ayudaba al proyecto de su marido desde su pequeño pero próspero colmado.

La fábrica de la marca Dekton.

Esa modesta actividad, que ni de lejos estaba entre las más importantes del Macael de aquella época, fue el precedente emprendedor que sirvió de inspiración para llevar a la segunda generación de la familia a la constitución, en 1979, de la sociedad Mármoles Cosentino S.A. Se trataba de una empresa nacida con 17 trabajadores, iniciativa de Eduardo y Francisco Martínez-Cosentino Justo, el mayor y el más joven de los tres hermanos, a los que pocos años más tarde se sumó el mediano, José, que como licenciado en Económicas había trabajado en empresas en Cataluña, así como en banca.

En los ochenta, la empresa amplió su actividad comercial desde Almería y Barcelona a distintos puntos de España y de Europa, al tiempo que potenciaron la investigación e innovación en sus productos, lo que fue una estrategia fundamental que continúa inalterable hoy día.

A partir de la década de los noventa, la tercera generación familiar ha ido introduciéndose paulatinamente en la compañía. Actualmente está formada por catorce miembros que ocupan puestos de gran responsabilidad y que aseguran que Grupo Cosentino tenga un futuro tan brillante y duradero como las superficies que elaboran.

La fábrica de la marca Dekton.
Estas son algunas de sus creaciones más relevantes.

1990. Silestone. Líder mundial en este segmento, es un material compuesto en más de un 90% de cuarzo natural. Posee una altísima resistencia a manchas, impactos y rayados, además de una baja absorción de líquidos.

2008. Sensa. Tras implantarse en Brasil una fábrica dedicada a la extracción y procesamiento de granitos locales, se apostó por aplicar a esta piedra natural una exclusiva protección antimanchas.

2013. Dekton. Es una nueva categoría de producto, una superficie ultracompacta que mejora en prestaciones físicas y mecánicas a Silestone y donde se puede recrear cualquier textura o acabado.