La filosofía oriental de Satorisan conquista Madrid

La marca de calzado y accesorios cuenta con una atractiva flagship en barrio de Justicia en la que se pueden encontrar sus exitosos modelos Heisei, Venice y Benirrás y su nueva apuesta de este año.

meneame
Compartir

La aventura de Satorisan comenzó en 2010 cuando Alejandro Monzó Tadeo, en colaboración con un equipo multidisciplinar de diseñadores, desarrolladores de producto y uno de sus principales proveedores, decide lanzar una marca de calzado cómoda y de máxima calidad, con hormas y diseños originales completamente diferentes a lo existente en el mercado.

Su nombre debía transmitir exactamente lo que habían echado en falta en el resto de marcas: equilibrio y armonía con la naturaleza y las personas. De ahí su concepto de marca “Balance & Harmony”. Así, inspirándose en un ser sobrenatural de la cultura japonesa llamado Satori, y el término “San”, símbolo de respeto en la cultura japonesa, nacía Satorisan. Una marca con filosofía oriental, fruto de la forma de entender la vida en el continente asiático, y actitud mediterránea, lugar de origen de la marca.

Se trata de una firma que trabaja con materiales premium para crear zapatillas y botas de una calidad excepcional, combinando las técnicas artesanales más tradicionales con la eficiencia de la industria moderna. Siempre siendo fieles a su propio espíritu, marcando su propio camino en lugar de perseguir las tendencias. Sus diseños suponen un paso más en la industria, con diseños ultraligeros y con un acabado único como es el handmade, seña de la marca. De esta forma, fiel a su estilo, Satorisan presenta esta primavera/verano nuevas versiones de sus ya exitosos modelos Heisei, Venice y Benirrás, y un modelo que supone la gran novedad de este año: Tate. Esta nueva zapatilla es una apuesta por un modelo súper cómodo y flexible, creado para llevar con o sin calcetines y disfrutar del tiempo libre o del día a día de cualquier profesional con estilo.