Ron Huldai, el alcalde que Tel Aviv necesitaba

Este expiloto de cazas acaba de ser reelegido por quinta vez como alcalde de la ciudad israelí, que gracias a su sello se ha convertido en epicentro de diversión, start ups y pluralidad.

meneame
Compartir

Dicen que mientras Jerusalén reza, Haifa trabaja y Tel Aviv se divierte. Y puede que no les falte parte de razón. Los restaurantes, bares y pubs de esta urbe de 430.000 habitantes suelen estar llenos toda la semana. Incluso en sabbat. El día sagrado para los judíos, que comienza el viernes al caer el sol y que llega a paralizar por completo otras ciudades del país, es la ocasión perfecta para salir de fiesta por el bulevar Rothschild, la calle Allenby o el barrio alternativo de Florentin, conocido como el Soho israelí.

Como todos los años, la diversión se multiplica a principios de junio, cuando miles de personas de todo el mundo acuden a Tel Aviv para participar en su fiesta del Orgullo Gay, la más importante de Oriente Próximo y que acaba de cumplir dos décadas de vida. El año que viene, además, prácticamente se juntará con la celebración de la 64ª edición de Eurovisión, que tendrá lugar el 18 de mayo.

Pero Tel Aviv no sólo sabe pasárselo en grande. Es también el principal motor económico del país y uno de los hubs tecnológicos más importantes a nivel mundial. Conocida como la pequeña Silicon Valley, miles de start ups pioneras en temas como la ciberseguridad, la computación en la nube, la robótica o el big data se concentran en esta orilla del Mediterráneo.

© Andrey Kokorin

“Desde mi primer mandato, he trabajado muy duro para crear el mejor ecosistema, uno que atrajera a gente joven y creativa. Hemos creado una esfera pública divertida y segura a cualquier hora del día. Hemos establecido políticas que han permitido que en Tel Aviv haya una vida nocturna floreciente y una escena culinaria. Hemos puesto el énfasis en el arte y en la cultura. Estas cosas son las que convierten a una ciudad en atractiva y amigable para los jóvenes adictos al trabajo, y estos son los ingredientes de nuestro ecosistema”, explicaba en una entrevista el alcalde de la ciudad Ron Huldai, que acaba de ser reelegido por quinta vez.

Cuando hace veinte años llegó a su despacho de la municipalidad, a escasos metros de donde asesinaron al premio Nobel de la Paz y primer ministro Isaac Rabin, la capital financiera israelí se desangraba demográficamente y distaba mucho de la ciudad que es hoy en día. Huldai ha conseguido transformarla.

Criado en un kibutz –colonias agrícolas comunitarias–, como tantos otros políticos israelíes estuvo durante 26 años en las Fuerzas Armadas. Fue piloto de caza, participó en la Guerra de los Seis Días en 1967, en la Guerra del Yom Kippur en 1973 y llegó al rango de general de brigada.

En 1989 dio el salto al mundo privado, trabajó en Nigeria y a su vuelta dirigió una prestigiosa escuela en Tel Aviv hasta 1998, cuando se convirtió en el noveno alcalde en la historia de la ciudad. Saneó las cuentas públicas, impulsó la vida cultural, apostó por el desarrollo de start ups y construyó decenas de kilómetros de carril bici y de paseo marítimo.

Y frente a un Estado cada vez más nacionalista, Ron Huldai ofrece otro modelo de política. “Tel Aviv cree en la libertad de expresión, en los derechos humanos, en la democracia. Y en esta parte del mundo, estos valores no son tan frecuentes. Invertimos grandes esfuerzos en crear políticas para que cada grupo minoritario pueda sentirse como en casa: judíos, musulmanes y cristianos. Israelíes y extranjeros. Ricos y pobres. Gais y heterosexuales”, contaba en un evento de Forbes.

El año que viene se cumplirán 110 años desde que 66 familias decidieron repartirse unas tierras junto a la ciudad árabe de Jaffo y crear una comunidad, que se acabaría convirtiendo en Tel Aviv. Hoy esa ciudad es una burbuja de laicismo, modernidad y pluralismo en una región convulsa. Y una gran parte se lo debe a la acción de Ron Huldai, artífice del Tel Aviv moderno.

CURRICULUM VITAE

Lugar de nacimiento. Hulda.

Edad. 74 años.

Estado civil. Casado, tres hijos y nueve nietos.

Estudios. Licenciado en Historia en la Universidad de Tel Aviv.

Grupo Político. Partido Laborista Israelí.

Tiempo en la alcaldía. 20 años.

Victorias electorales. 1998, 2003, 2008, 2013 y octubre de 2018, con un 47%.

Salario anual. No conocido.